Blogia
Vinos mexicanos

Los mejores consejos de especialistas mexicanos para catar vinos

Los mejores consejos de especialistas mexicanos para catar vinos

Cuatro de los especialistas más reconocidos de México brindan cinco de sus mejores consejos para realizar una cata que tenga como fin una experiencia lúdica y de placer.

Rondi Frankell. Consultora en vinos, especializada en vinos mexicanos.


1. El aspecto de un vino es importante. Si está turbio u opaco, puede estar en malas condiciones.
2. Al oler un vino no hay que hacer respiraciones profundas ya que el sentido del olfato se satura. Es mejor hacer respiraciones cortas y dejar pasar unos minutos antes de catar el siguiente vino.
3. En boca, un buen vino debe tener buen equilibrio. No debe predominar ni la acidez, ni el alcohol, ni la astringencia.
4. Hay que poner atención a todos los aromas, sabores y sensaciones que nos produce el vino, ya que la suma de todos estos elementos nos indica el carácter del vino.
5. Sobre todo hay que tener confianza en las percepciones propias. No se necesita ser "conocedor" para disfrutar del vino.

Gerardo de Landa.


Ha sido cavista y sommelier en los restaurantes Rivoli, Les Ambassadeurs y Viña Gourmet. Ha impartido cursos de vinicultura en la Universidad Iberoamericana, Televisa, Bancomer y C.I.E. Ha sido asesor de vinos y cavista en las empresas La Europea, Trico y Viña Gourmet. Es consultor independiente, director general de El arte del Vino así como asesor de la casa Monte Xanic.

1. Lo primero es estar abierto, tener una actitud de exploración y de apertura, sin prejuicios. Y, sobre todo, no tener ideas preconcebidas sobre el vino mexicano.
2. La cata tiene que ser una experiencia lúdica y divertida. Hay que evitar los clubes de Tobi, sólo masculinos, las mujeres son excelentes bebedoras de vino. Hay que abrir la experiencia de la cata a nuestra pareja, amigos, etc.
3. Antes de una cata, por favor, no se tome un tequila o una margarita.
4. Hay que seguir una secuencia lógica donde prevalezca el sentido común: un blanco ligero antes de un blanco amaderado o un tinto ligero antes de un tinto robusto. Aquí también añadiría algo importante: a los tintos mexicanos les va bien refrescarlos (pasarlos por una cubeta con agua y hielos) ya que son ricos en grados de alcohol y, al hacer esto, le permitimos al vino que saqué sus notas frutales y suaviza los taninos.
5. Si la loza hace juego con las copas de colores, no las use. Evite las copas de cristal de bohemia de las abuelas o las de cristal soplado que van con la vajilla de Talavera. Hay que usar copas tipo globo, de cristal delgado y transparentes para disfrutar del color, el olor y sabor del vino.

Antonio González Jiménez.
Catador y Sommellier. Vicepresidente de la Asociación Mexicana de sommeliers.

1. La copa deberá ser transparente para poder observar los colores, las distintas tonalidades, su limpidez, el cuerpo aparente. Es importante que no se laven con jabón o detergentes fuertes, de hecho es mejor usar agua a presión y secar con tela que no desprenda pelusa y no usar servilleta de papel para evitar que cualquier partícula altere al vino.
2. El vino debe servirse en una porción pequeña -alrededor de 2 onzas- y la temperatura de los blancos debe ser entre 10° C y 13° C, para los tintos 20° C. La temperatura debe ser ligeramente mayor que la de servicio normal para permitir que nuestros sentidos aprecien de mejor manera los aromas y sabores de los vinos.
3. Para una cata óptima se debe inclinar la copa sobre un fondo blanco y apreciar sus colores, las cualidades físicas como la transparencia, la limpidez y la densidad. Los colores se puede apreciar viendo a través del cristal y posteriormente se debe ladear la copa hacia uno permitiendo ver directamente el vino para observar sus diferentes tonalidades. Un segundo paso es mover ligeramente la copa en círculos permitiendo que el vino se cuelgue de las paredes de la misma y acercar el olfato en forma recta para apreciar los aromas. Se puede ladear ligeramente la copa para volver a oler con cada una de las fosas nasales.
4. Hay que probar un poco de vino tratando de envolver todas las papilas del paladar para encontrar una mejor apreciación de los sabores del vino: así se encuentran la acidez, lo salado, lo dulce y lo amargo, la generosidad alcohólica y los taninos que se manifiestan en la astringencia dentro de la lengua.
5. Por ultimo, para encontrar el retrogusto o la fase restronasal hay que aspirar un poco de aire con el vino dentro de la boca para percibir nuevos aromas que llegan al sentido del olfato por medio del paladar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres