Blogia
Vinos mexicanos

Turismo

Concurso “Ensenada Tierra del Vino”: confianza ganada

Concurso “Ensenada Tierra del Vino”: confianza ganada

Después de librar un dura polémica el año pasado (en la que se pretendió desacreditarlo), el Concurso Internacional “Ensenada Tierra del Vino” llegó a su decimoctava edición, en el marco de las Fiestas de la Vendimia que se celebran en el puerto bajacaliforniano. A este respecto, he aquí las apreciaciones y los deseos de nuestro columnista.

Por Rafa Ibarra

Sigue aqui: http://vinisfera.com/r/archivo/4028

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Fiesta de la vendimia en la vinicola Adobe Guadalupe


SABADO 8 DE AGOSTO
18:30 Hrs.

CENA DE GALA

Lugar:   Vinícola Adobe Guadalupe / Valle de Guadalupe

Organizador:  Vinícola Adobe Guadalupe

Cena formal y subasta de vinos.
Costo: $1,200.00 MN


DOMINGO 9 DE AGOSTO
7:00 Hrs.

ENO-CABALGATA

Lugar:   Viñedos Lafarga. Km 3 Camino Vecinal a San Antonio Necua.

Organizador:  Adobe de Gpe, Paralelo, Monte Xanic, Chateau Camou y Lafarga

Enoturismo a caballo, recorrido de 20 Km, visita-degustación a vinícolas del Valle de Guadalupe y comida. Cabalgata modalidad paseo.

Mas detalles aqui: http://www.fiestasdelavendimia.com/vinicolas.php?vinicola=adobe

 

Busca estancia profesional con vinos mexicanos

Hola!
 
Estoy realizando un MBA en Wine marketing and management en la escuela de negocios de INSEEC en Burdeos, Francia.
 
Uno de los requisitos para la obtención del grado es la realizacion de una estancia profesional en una empresa relacionada con los vinos. Estuve leyendo un poco sobre los vinos mexicanos y me gustaria saber si existe alguna posibilidad de realizar esta estancia en Mexico.  
 
La estancia es de mínimo cuatro meses en las áreas de marketing, ventas o comunicación.
 
Soy creativo, extrovertido, analítico y dinámico. Hablo inglés y un poco de francés.. 
  
En espera de sus comentarios..
 
Angel Cano
Contacto: angel.canoml@hotmail.com

Viaje a los vinos mexicanos, dia 2

Viaje a los vinos mexicanos, dia 2

Llevo mi bitácora todos los días, pero de verdad es difícil escribir de todo.

Temprano en la mañana fui con Abel Bibayoff y me enseño como se activan las levaduras para empezar a trabajar el vino. Luego regrese a mi hotel (Villas de Valle) a desayunar. Termine de desayunar y fui a poner gasolina y por casualidad encontré el letrero de Chateau Camou y fui. Conocí (de pura casualidad) a Víctor Torres (enólogo de la vinícola) y a su hijo Leonardo. Después de Chateau Camou Víctor y su hijo me llevaron a Barón Balche (muchas cosas aprendí, pero luego las comentare). Después de ahí fui a L.A. Cetto (donde el recorrido es gratuito). Terminado el recorrido regrese a mi hotel a cenar (por cierto, el chef Omar y su ayudante Eduardo son increibles personas, e increibles cocineros)…

Levantarme temprano para ayudar a Abel Bibayoff con sus vinos

Sigue ahi con mas fotos: http://www.buenavida.com.mx/2008/09/dia-2-en-el-valle-de-guadalupe/

En el Valle de Guadalupe, viaje a los vinos mexicanos

Lunes, Septiembre 29th, 2008 | 
Por:Carlos cohen

Yo creí que todos los días iba a poder escribir todo lo que había hecho, o al menos hacer un buen resumen de mis actividades. Pero es tanto lo que se puede hacer en un día que cuesta trabajo resumir lo increíble que es este lugar.

Mas detalles aqui: http://www.buenavida.com.mx/2008/09/en-el-valle/

Se busca informacion sobre vinos mexicanos

Se busca informacion sobre vinos mexicanos

Hola,

Soy estudiante de diseño grafico de la facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño de la U:N:S:J de San Juan-Argentina y estoy interesado en la clase de vinos que exporta mexico y a que lugares. Estoy desarrollando mi proyecto de tesis y el enfoque es a vinos que se exportan.

Desde ya gracias por su atención.

Saludos Cordiales
Matias Agulles
elmila_sprint@hotmail.com

Feria Nacional del Queso y el Vino de Tequisquiapan

Feria Nacional del Queso y el Vino de Tequisquiapan

Tequisquiapan, 13 Mayo 08.- Se llevará a cabo la Feria Nacional del Queso y el Vino Tequisquiapan 2008, con una inversión de 4.5 millones de pesos, del 23 de mayo al 1 de Junio, por lo que se espera que sean más de 55 mil personas las que disfruten de este importante despliegue de sabor y tradición.

La Directora de Turismo Municipal, Viridiana Arreola, señaló que esperan que durante los días de fiesta se genere una derrama económica de alrededor de 25 millones de pesos, debido a que se tiene contemplado que durante los fines de semana exista una ocupación hotelera del 100 por ciento.

Sigue aqui: http://rotativo.com.mx/turismo/feria_nacional_del_queso_y_el_vino_de_tequisquiapan/198,11,6592,html

Un lugar para volver: la ruta del vino en Mexico

Un lugar para volver: la ruta del vino en Mexico

Uno de los lugares más bonitos de México se encuentra en Baja California, conocido como la Ruta del Vino, donde los viñedos más hermosos se visten de fiesta cada año para recibir a miles de visitantes.

La Ruta del Vino comprende los valles de Calafia, Guadalupe y San Antonio de las Minas y se extiende al norte del Valle de la Palmas; así como los valles Santo Tomás y Vicente Ferrer.

Los viñedos más grandes de la República Mexicana están en el área sur de la línea fronteriza desde Mexicali hasta la bella airosa Ensenada, donde el fruto de la vid, crece caprichosamente para llegar convertida en vino hasta las mesas más selectas y paladares más exigentes.

Sigue aqui: http://www.oem.com.mx/elsoldetijuana/notas/n671421.htm

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

En la ruta del vino

En la ruta del vino


Baja California, México. Tijuana y su estruendo han quedado atrás y al fondo de la carretera 1, la transpeninsular, surge el Pacífico: riscos vertiginosos, curvas ascendentes, el mar intensamente azul y a lo lejos las granjas circulares de atún.
  
El camino desemboca en Ensenada, centro a su vez del viaje a los valles bajacalifornianos y a su radical cambio, cuya expresión más evidente es la retahíla de pequeñas bodegas nacidas desde el final de los noventa.

Sigue el articulo aqui: http://www.catadores.com.mx/modules.php?op=modload&name=PagEd&file=index&topic_id=412&page_id=1246

Visita la exhibicion Valla de Guadalupe

Visita la exhibicion Valla de Guadalupe Exhibicion Valla de Guadalupe, entre aqui ... >>>

RESEÑA DE LAS FIESTAS DE LA VENDIMIA

RESEÑA DE LAS FIESTAS DE LA VENDIMIA


ORIGEN HISTORICO DE LAS FIESTAS DE LA VENDIMIA


Las fiestas de la Vendimia son tan viejas como el vino en el mundo. Se celebraba ya en tiempos remontísimos en honor de Sodoma, personaje divino que creó la bebida que ingerían las deidades hindúes. Grecia, fuente de cultura entre oriente y occidente asimiló esta tradición y personificó en Dionisio al dios de la alegría. Homero fué quien primero canto a sus atributos y quien instituyó los ritos de las fiestas, las que, andando el tiempo, fueron de gran importancia en la vida Helénica. Los romanos personificaron en Baco al dios del vino, y “bacanallias” fueron llamadas sus fiestas, mismas que en el siglo IV de nuestra era dejaron de tener un sentido religioso para convertirse en profanas orgías. 

El cristianismo suprimió el carácter pagano de las Fiestas de la Vendimia y, aunque no pudo borrarse del todo, si se les imprimió un nuevo sentido religioso y místico muy a tono con la transmutación que sufre el vino para convertirse en la Sangre de Cristo. La Fiesta llegó a ser titular de corporaciones y gremios, algunos de los cuales todavía subsisten en Holanda, Francia, Italia y España. Bajo su influencia llego la Fiesta de la Vendimia a playas Americanas. De su paganismo quedaron, tan solo, las músicas de pueblo, las danzas en los viñedos, la corona de uvas en las sienes de la reina y las coplas de los trovadores.

Sigue aqui: http://www.geocities.com/esparzac/feriadelauva.html

Fiesta de la vendimia en Queretaro

Fiesta de la vendimia en Queretaro

Sergio Sotomayor nos comenta sus vivencias en la vendimia de una zona vitivinícola fuera de la franaja mundial, en el estado Mexico. 


Días pasados tuve la oportunidad de visitar el viñedo de la empresa Freixenet de México, esta vez a diferencia de muchas visitas anteriores, en las cuales alimentaba mi insaciable pasatiempo por el conocimiento enológico y vitivinícola, mi presencia respondía a la fiesta de la vendimia, en donde el arte y la tradición eran los invitados de honor; presente desde el pisado de la uva hasta el maridaje de estos singulares vinos tranquilos y espumosos, con las delicias y platos tradicionales de México.

A pesar que el ambiente y la hospitalidad de todos los anfitriones del evento, era sesgado mas hacia una mercadotécnia bien planeada, que a un encuentro del aficionado a la enología con las raíces tradicionales de este arte, me quedó este fin de semana un grato recuerdo y una ansiedad enorme por saber que cada día hay más personas interesadas en disfrutar del buen vino.

Lo interesante es conocer la finca "Doña Dolores", que se encuentra en la zona vinícola de San Juan del Río en Ezequiel Montes en el estado de Querétaro, a unas 2 horas del Distrito Federal y a 1 hora y cuarto de la ciudad de Toluca, estos viñedos que aunque están fuera de la franja mundial vitivinícola, tienen características geoclimáticas muy especiales, que permiten el cultivo de la vid de una manera óptima, este territorio se encuentra a unos 2000 metros sobre le nivel del mar, con temperaturas que oscilan entre los 25ºC en el día y 0ºC por la noche, que son envidiadas por muchas casas en otras partes del mundo.

Fuente: Vinos al Mundo

Vino Mexicano a la alza

Vino Mexicano a la alza

Por:Manuel Benet Ysita

Como ya es tradición, Tierra de Vinos rinde un tributo a México en agosto, mes de las vendimias en nuestro País y en la mayoría del Hemisferio Norte.
El año pasado, veíamos como incrementó el interés de nuestros clientes por el vino mexicano, pero este año, además, aumentó notablemente el consumo.

La gente demanda más y mejores vinos nacionales, los compra, los marida, los comenta...

En años anteriores la oferta creció, se multiplicaron las bodegas boutique y aparecieron nuevas marcas como Acrata, Jala, Macouzet, Adobe... se experimentó con varietales francesas como el Grenache, italianas como la Barbera y españolas como el Tempranillo; se sofisticó la oferta, se aclimataron las vides enriqueciéndose así la oferta de vinos mexicanos.
Lo interesante a observar ahora (ya lo veremos en agosto de 2006) es si esta oferta se acoplará a la demanda existente. Si ambas logran embonar, estaríamos asegurando un futuro promisorio para el vino de nuestro país, lo que se vio en Estados Unidos en los años 70 o en Australia a finales de los 80, es decir, la creciente demanda por vinos realmente fue satisfecha en gran parte por producto nacional, ya que empataba el gusto, el maridaje local y el precio adecuado, todo esto sumado a un sentimiento de orgullo por lo propio.
Este mes tenemos en Tierra de Vinos más de 20 etiquetas que van desde el famoso y escaso vino de Piedra hasta el desconocido y novedoso Don Angelo.

Descubra nuestro vino y celebre con el copeo de las vendimias de México.

 Fuente: Tierra de Vinos

Las fiestas de vendimia en Mexico (2/2)

Las fiestas de vendimia en Mexico (2/2)

Hoy en día, un número creciente de gente joven asiste a las vendimias, porque el vino ha dejado de ser una bebida exclusiva de expertos y entendidos. Porque ahora, más que nunca, compartir lo bueno es divertido. Y de verdad que no hay nada como platicar con los amigos bebiendo un buen vino, reírse a carcajadas teniendo en la mano una copa de buen vino, y, también, no hay nada como bailar con el gusto de un buen vino en la boca.

Y es que hay pocas cosas como estar en Ensenada y asistir, por ejemplo, a una verbena en instalaciones del siglo XIX, en donde se organizan muestras de artistas plásticos. El lugar se llena de gente que además oye grupos de música que tocan en la calle. También se exhiben artesanías y objetos diversos, y al lado, en un espacio enorme, se oye música electrónica a todo volumen. Ahí, detrás de sus tornamesas y su equipo impresionante, un DJ poco a poco sube el ambiente hasta tener a todos bailando sin parar. Todo está lleno de chavos fachosos a la moda, dando brincos y pasos exóticos, a los que una cosa une: botellas de vino en la mano. Afuera, puestos de comida de todo tipo y otra vez chavos, sentados en la banqueta, comiendo tacos con su botella de tinto al lado.

Tampoco hay nada como ir a una cena preparada por un chef francés escuchando un cuarteto de cuerdas, o ir a una comida campestre en donde se entonan canciones populares, mientras los asistentes toman vinos estupendos. Qué decir de los árboles y el viento suave en un viñedo, mientras el paladar se empapa con lo mejor de una añada y los oídos se entraman en notas de jazz. Pasar un atardecer con música romántica o asistir a un concurso de paellas, son sólo algunas de las múltiples actividades que una vendimia ofrece.

Pocas cosas, también, como una velada musical con degustación y cena de camarones, frijoles y por supuesto vino, en donde un espectáculo casi teatral, entretiene a los comensales e imprime un toque original a la forma de celebrar las vendimias. Asistir a un festejo con evocaciones rusas, con bailes y vinos exóticos, es igualmente, algo único.

Nada como ir a un concierto en donde toda una orquesta sinfónica ejecuta obras maestras clásicas. Después del intermedio, vienen las sopranos y los tenores a interpretar las más populares áreas de ópera mientras el vino corre por todos lados. Todo esto, bajo un atardecer que cae sobre los viñedos dispuestos en el horizonte junto a un lago artificial que enriquece dramáticamente la vista. Después, una gran cena en donde se ofrecen codornices como plato principal.

Lo que uno no puede perderse es la pisada de la uva. Alzar la falda o arremangar el pantalón, es el principio de una de las experiencias más extravagantes que existen para el común de los mortales. La frescura de la uva en las plantas de los pies y la sensación de cómo se van reventando los miles de frutos abriéndose al paso del jugo que entinta hasta los tobillos, para después sentir el esfuerzo de las piernas que machacan, una y otra vez la mezcla que se va formando, despierta la alegría. Ahí están todos, metidos en la gran cuba, riéndose, pisando, haciendo bromas. Todos los que esperan su turno apenas pueden aguantar las ganas de subir.

Así son las vendimias, divertidas, desenfadadas, a veces elegantes, a veces informales. Cuando uno va la primera vez, no entiende cómo es que se había perdido estas ocasiones que sin lugar a dudas transportan al visitante a un mundo en donde la sencillez de la naturaleza se entrama con la una de las actividades más antiguas y entrañables de la civilización humana. Los viñedos conmueven con su ordenamiento hipnótico, las uvas prometen lo mejor de ellas mismas, las plantas de vinificación impresionan con su poder mágico de transformación, las botellas encierran un futuro placer de todos los sentidos. El vino reúne a las personas, y el buen vino crea atmósferas en las que el cuerpo y la mente se hacen uno. Por eso las vendimias son puro gusto, puro comer y beber hasta quedar suspendido en placeres totales.

Después de cada festejo, la gente se retira sólo para prepararse a asistir al siguiente. En los momentos de pausa, los pensamientos sobre lo que el vino despierta en cada uno de nosotros, se reflejan en la sonrisa que nadie puede borrar de su rostro.

Mas detalles aqui: http://vinomex.homestead.com/FiestaVendimia.html

Fuente: Asociación Nacional de Vitivinicultores, A.C.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Las fiestas de vendimia en Mexico (1/2)

Las fiestas de vendimia en Mexico (1/2)

Compartir lo bueno es divertido

Uno conoce el vino, uno lo ha probado y ha sentido sus propiedades, ha sentido el entusiasmo que provoca, el viaje por los sentidos que propicia. Cuando uno se ha interesado por la manera en cómo se hace, en el arduo camino que la uva recorre desde el viñedo hasta la botella, y cómo todas las personas involucradas practican desde las más rigurosas técnicas y procedimientos científicos, hasta las más intuitivas decisiones con métodos casi propios de alquimistas, uno ha comprendido cabalmente lo que es el vino. Y cuando uno ha comprendido lo que es el vino, uno siente que es uno de esos milagros naturales por los que uno no puede más que estar muy agradecido con la naturaleza y con todos aquellos que lo hacen llegar a nuestras mesas.

Si uno que no es más que un simple aficionado, hay que imaginar lo que sienten el viticultor, el enólogo, el sommelier , el dueño de la vinícola, los trabajadores, las familias de todos ellos y además, los amigos, que seguramente oyen todo el año sobre los avatares del clima, del viñedo, de la fermentación, de la maduración e incluso del embotellamiento y hasta de cómo se está distribuyendo el vino. Ese preciado líquido de repente es el centro de la vida de muchísimas personas. Bueno, pues cuando algo tan complejo, tan delicado, tan mágico y a la vez tan riguroso es la parte más importante de la existencia, genera, casi instintivamente, acciones casi rituales para propiciar la bonanza y la buenaventura en su quehacer. Las vendimias son eso, celebraciones a la esperanza.

Con la primera cosecha de la uva, que en México generalmente es durante el verano, termina un largo proceso de cuidado en el viñedo. Después de tanto tiempo de espera, de minuciosas revisiones a la planta y sus frutos, el momento decisivo llega, la uva que se tiene es la que se va a procesar, la que se convertirá en vino. Lo que se tiene es lo que será, ya no hay marcha atrás. El ambiente en la casa vitivinícola es de emoción, aliento y alegría, el vino pronto vendrá a dar gusto y placer a muchas personas. Esta atmósfera, enrarecida de incertidumbres y certezas, se plasma en una serie de reuniones que en un principio son rituales de agradecimiento y de anhelo de que la colecta resulte en un muy buen vino.

Hace algunos años, en México, las fiestas de la vendimia parecían pasar un tanto desapercibidas por la gente que nada tenía que ver con el vino o con sus productores. Pero eso ha cambiado sustancialmente. Cada vez es más frecuente oír que un grupo de personas se desplaza a las zonas vitivinícolas para asistir a eventos que muchas veces son verdaderos acontecimientos sociales. Los conciertos y las veladas musicales, las exposiciones, las regatas - en el caso de Ensenada - los concursos de maridaje y de cata, la pisada de la uva y las visitas guiadas en las que se explica a los interesados cómo se hace el vino, son experiencias que el visitante difícilmente olvida. Asistir a este cúmulo de actividades es sin duda, una de las maneras más interesantes y bellas de acercarse a la naturaleza, de vivir la convivencia entorno a un gusto común y de compartir una de las aficiones humanas más profundas que existen.

Fuente: Asociación Nacional de Vitivinicultores, A.C.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres